Visitando a nuestras familias

Martes 16 de Noviembre, 2021
a a a

Liceo Bicentenario Tomás Burgos, Purranque

OBJETIVO 

El objetivo de esta práctica es fortalecer el vínculo entre las familias y el establecimiento en contexto de pandemia, como también contribuir a prevenir la deserción escolar de los estudiantes con bajo reporte académico.

DESCRIPCIÓN 

Esta buena práctica consiste en la coordinación de visitas domiciliarias a los estudiantes y sus familias, los cuales requieren atención a necesidades pedagógicas socio afectivas                                                                              de salud y que viven en sectores alejados del establecimiento educacional. Esta actividad se realiza con el propósito de generar un vínculo entre las familias y el establecimiento. De esta manera evitar problemáticas como la deserción escolar, el bajo nivel de logro de los aprendizajes, problemas psicológicos, entre otros. Todas estas acciones se justifican debido a la importancia que tiene el entorno familiar en el éxito académico del alumnado.

Antes de realizar las visitas estas se evalúan caso a caso dependiendo de lo que requieran los estudiantes. Debido a esto, el establecimiento pone a un profesional responsable, el cual es asignado de acuerdo con la necesidad de la familia. Además, a través de esta estrategia, el liceo acerca las actividades pedagógicas a los estudiantes de sectores rurales y de otras comunas, con la meta de subsanar las brechas generadas por la conectividad.

Los responsables del diseño y la ejecución de esta práctica son los Profesores jefes y Equipo de Convivencia Escolar, integrado por la Encargada de Convivencia Escolar, Psicólogas, Asistente Social, Coordinadora PIE y Orientadora. 

IMPACTO

Los beneficiados con esta práctica son los estudiantes y las familias, dado que se busca desarrollar un vínculo con el fin de aumentar el logro académico, mediante la importancia que tiene el entorno familiar sobre los resultados educativos.

El impacto de esta práctica se puede apreciar directamente con los estudiantes y sus familias, ya que ellos son los que reciben las visitas domiciliarias, valoran la actividad y la perciben como una estrategia de trabajo orientado a conocer la situación de los estudiantes y su entorno, de manera más completa y profunda en distintas dimensiones: pedagógica, social, económica y socio-afectiva, de este modo obteniendo la posibilidad de potenciar estrategias y redes de apoyo emanadas del establecimiento, las cuales van dirigidas hacia los estudiantes y sus familias. Dicha práctica ha contribuido profundamente en la disminución de brechas de aprendizaje, a causa de problemas de conectividad, ya sean por accesibilidad a internet o por dificultades de movilización hacia el liceo, la cual impacta positivamente en el rendimiento en las diferentes asignaturas, además posibilita la mejora de las calificaciones.  

TESTIMONIO 

“Me parece genial que me hayan podido visitar mi hogar, en mi caso fue mi profesora jefa, la Srta. Claudia Uribe, quien fue varias veces a dejarme el material y objetos tecnológicos para avanzar en mi proceso pedagógico. Por otra parte, hubo 2 intentos de la dupla psicosocial de ir, pero por compromisos de mi tía, no se pudo concretar. Cuando mi profesora me visitaba, me motivaba bastante, diciéndome que tenía buen rendimiento y que podía lograrlo a pesar de las dificultades, ya que soy madre de 2 bebés y que vivo en una zona rural con bajo acceso a internet. Mi profe se preocupa demasiado por nosotros y eso me alegra mucho. Es una práctica que recomendaría que se siga haciendo” (Cristina Yicel Ponce Valdovinos – Estudiante de 1° año B).