Liceos de excelencia dedicados a formar jóvenes con grandes sueños

Liceo Bicentenario de Cauquenes

Liceo Bicentenario de Cauquenes

Programa de Reforzamiento Educativo vinculado a sanciones establecidas en el reglamento de convivencia escolar

 

La actividad generalmente se desarrolla en la Biblioteca del Liceo en las asignaturas de Lenguaje y Matemática, haciendo uso del horario normal de clases del establecimiento.

OBJETIVO: Reforzar contenidos, habilidades y actitudes de Lenguaje y Matemática a estudiantes que, conforme al Reglamento de Convivencia Escolar, son sancionados con “suspensiones pedagógicas”, por problemas conductuales reiterados y registrados en la hoja de vida del Libro de Clases.

El programa tiene como propósito contribuir al mejoramiento de los aprendizajes en las asignaturas de Lenguaje y Matemática, para aquellos estudiantes que son objeto de sanciones estipuladas en el Reglamento de Convivencia Escolar.

En sus inicios, las suspensiones por un día al interior del establecimiento no estaban asociadas a aprendizajes en alguna asignatura en particular, sino más bien a la formación integral, con tareas no muy definidas, como colaboración en biblioteca, en el gimnasio y otros espacios. Todo supervisado sólo por el docente encargado de Convivencia Escolar.

A contar del año escolar 2017 se actualiza el Reglamento Interno incorporando acompañamiento académico de docentes de Lenguaje y Matemática un día determinado de la semana, coordinado por el Equipo de Convivencia y la Unidad Técnico-Pedagógica del Liceo.

Los beneficiarios directos son estudiantes de Séptimo Básico a Cuarto Medio que, de acuerdo con el Reglamento Interno, son sancionados pedagógicamente al interior del liceo (sin faltar a clases).

La práctica la propuso el Equipo Directivo, la organiza semanalmente el Encargado de Convivencia en colaboración con la Dupla Psicosocial y la ejecutan docentes de Lenguaje y Matemática con horario definido para tal propósito.

A partir del año 2017, como consecuencia del aumento considerable de matrícula y problemas de comportamiento negativos en los estudiantes, se establece en el Reglamento de Convivencia Escolar, un Plan de Suspensiones Pedagógicas al interior del Liceo para alumnos y alumnas que registren tres o más observaciones conductuales negativas en la Hoja de Vida del Libro de Clases (“Art.2º sobre medidas disciplinarias, sanciones y procedimientos- Reglamento Interno”).

Para implementar este programa, se solicitó al sostenedor (DAEM) en el contexto de la “carga horaria del liceo”, horas docentes en Lenguaje y Matemática, las que fluctúan entre ocho y diez horas por profesor y, en el horario de clases se deja un día completo disponible para que dichos docentes, puedan reforzar académicamente a los estudiantes, ya sea individualmente o en grupos pequeños de no más de 4 alumnos que son objeto de estas sanciones pedagógicas explicitadas en el Reglamento Interno.

Para ello, de acuerdo a protocolo, se informa al apoderado para toma de conocimiento, al menos con una semana de anticipación, quien firma la aceptación de la sanción y del plan de apoyo asociado.

Entre los meses de abril a octubre 10 de 2019 se han atendido un total de 79 estudiantes (40 en lenguaje y 39 en matemática) y durante el año anterior fue una cifra similar.

La implementación del programa está a cargo del docente Encargado de Convivencia Escolar en coordinación con la Unidad Técnico-Pedagógica y, el trabajo realizado por los estudiantes se evalúa con una calificación en el semestre en la respectiva asignatura.

A demás de estar asociada al Reglamento de Convivencia, la práctica está incorporada en la planificación del PME del establecimiento.

Durante el presente año se desarrolla semanalmente:

-Días Lunes, asignatura de Matemática

-Días Jueves, Asignatura de Lenguaje

En términos generales, la práctica ha sido bien evaluada por docentes, estudiantes y sus padres y/o apoderados. Esto medido a través de encuestas aplicadas (que se adjuntan).

También ha significado, en la gran mayoría de los casos, una mejora en los aprendizajes de los estudiantes.

Además, entre los cambios positivos podemos mencionar:

–          Toma de conciencia del desmedro que causa en sus aprendizajes y de sus congéneres la falta de atención y disrupción en clases.
  • Mejora en los aprendizajes de los estudiantes.
  • Mejora en la relación profesor-alumno.
  • Mejora en su autoestima al darse cuenta de que si pueden aprender en un contexto distinto.

Condiciones para que la práctica sea reproducida en otros lugares:

  • Disponer de horas docente para este fin en asignaturas fundamentales.
  • Contar con los espacios adecuados.
  • Coordinación permanente a cargo de profesionales idóneos.
  • Contar con el apoyo de los apoderados en base a protocolo.

Testimonios:

  • Es una buena instancia, tanto pedagógica como afectiva, se conoce de mejor forma al estudiante y su forma de aprender, sus ritmos de aprendizajes. Es una instancia más amigable. Se logra avances significativos y se fortalecen las confianzas (Profesora Evelyn Parra-Lenguaje).
  • A mi curso le ha servido mucho, especialmente en matemática, el trabajo es personalizado y más ameno, bien considerado y acatado sin inconvenientes por mis estudiantes (Docente Carla Peña-Profesora Jefe 4º Medio C).
  • Es bueno, porque es personalizado, se pone mucha más atención al profesor, nos sirve para aprender las materias y subir las notas (Alumnas Rayen Medina y Ester Bermúdez 4º Medio C).
  • Me parece una buena forma de ayudar a que nuestros hijos aprendan más, en vez de que los suspendan para la casa. Además, siempre se nos informa de la medida con anticipación (María Angélica Carreño, Apoderada de 1ºB).

Links de interés